Semillas de Vida



{ Bienestar, Desarrollo Personal }

Estratega sobre animal: La jerarquía de la mente evolucionada

Cerebro instintivo vs. Cerebro racional

Si hay algo que nos diferencia de los animales es nuestra capacidad lógica de planificación estratégica. Mientras que los animales reaccionan a estímulos y actuan según les dicta su impulso, los seres humanos fuimos dotados con una corteza cerebral capas de evaluar datos, realizar operaciones matematicas complejas y evaluar cursos de acción. (La mente “estratega.”)

Por otro lado, nosotros también heredamos ese lado animal e instintivo del cerebro, el cual es aún hoy tremendamente útil para la supervivencia. El cerebro instintivo, en determinadas situaciones toma el control para ayudarnos a escapar de un peligro, como al apoyar la mano en una estufa caliente. El cerebro animal tiene dos misiones; evitar el dolor y buscar el placer. Desgraciadamente, este tipo de conciencia también juega un papel fundamental en comportamientos auto-destructivos como las adicciones, porque el cerebro primitivo es incapaz de pensar en las consecuencias de los actos a largo plazo, sino que busca lo inmediato. Es ahí donde cobra importancia la mente evolucionada; la meta corteza, la mente estratega. 

Ejemplo: el levantarnos temprano para ir a trabajar cuando el cerebro primitivo quiere seguir durmiendo. Si teoricamente, dejaramos al cerebro primitivo ejercer control sobre esta decision, perderíamos el trabajo, perjudicandonos a nosotros mismos y no teniendo como ganar el sustento. Es resposabilidad de la corteza cerebral, nuestro “cerebro estratega” el ser inteligente, tomar autoridad y decidir por nuestro propio bien a largo plazo. Este es solo un sencillo ejemplo, pero situaciones así suceden a diario en nuestras vidas, desde nuestra alimentación, pasando por las acciones más sencillas durante el día, hasta costumbres más serias como las adicciones. Si sufrís una adicción que estás buscando dejar, te recomendamos el artículo »Como ser libre de la adicción: El Arte de la Guerra.

Ejercitar la mente

Como un músculo se ejercita, de la misma forma se debe ejercitar la mente. Acostumbrar a la verdadera recompensa, tomar conciencia del verdadero valor de las cosas a través del ejercicio continuo y repetitivo de la costumbre. Por cada decisión inteligente, una vez que hacemos el esfuerzo de tomar la decisión correcta, se produce una gratificación y el cerebro racional toma fuerza y autoridad para seguir tomando decisiones inteligentes.

Si decidimos ser inteligentes e invertimos en pensar estrategicamente, los frutos serán mucho mayores que si simplemente actuamos por instinto, tontamente como animales, sin considerar las consecuencias.

Cada decisión es una inversión cuyos réditos no solo se verán al corto plazo, sino también en el futuro. Hay muchos artículos en este blog que tratan sobre ejercitar la voluntad para lograr la supremacía de la mente estratega. Algunos que te recomendamos:

Sembrar buenas decisiones

¿Mediante que decisiones vas a comenzar a ejercitar a tu cerebro estratega? Contanos en los comentarios.

Escrito por

Deja tu Aporte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Pin It on Pinterest