Semillas de Vida


{ Bienestar }

¿Es inocua la marihuana?

Hoja de marihuanaEn los últimos tiempos, el uso recreacional de la marihuana se ha popularizado incrementalmente en nuestra sociedad. Para algunos es considerada inocua, mientras que otros advierten de sus posibles riesgos, en especial la adicción.

La diversidad de estudios científicos en ocasiones contradictorios que existen actualmente, hacen difícil dar un hecho por concreto. Pero existen diferentes puntos de vista que surgen de distintas experiencias, que pueden dar una idea al lector de que reservas tomar con respecto a la droga y decidir en base a los riesgos y beneficios.

Como funciona la marihuana

La anandamida es un compuesto producido naturalmente por nuestro cuerpo. Se cree que cuando realizamos actividades naturales que provocan placer, tales como comer, dormir o hacer ejercicio, el cerebro segrega normalmente anandamida, que funciona como una llave encastrandose en un receptor y provocando la liberación de dopamina, lo cual produce una sensación normal de placer. El THC, el alcaloide psicoactivo de la marihuana, posee una estructura quimicamente muy similar a la anandamida, pero con una estructura ligeramente distinta que provoca que permanezca por más tiempo en el receptor, por lo cual se liberan dosis mayores de dopamina. Esto es lo que genera el efecto narcótico de la marihuana.

Desde el punto de vista evolutivo y de supervivencia, la dopamina es un neurotransmisor natural destinado a provocar placer tras comer, dormir o tener relaciones sexuales. El THC utiliza ese mismo sistema de recompensa para liberar dosis atípicas de dopamina y generar sensaciones de placer o euforia por el simple hecho de consumir la droga.

Gráfico de dos neuronas y la sinápsis entre ellas

El THC provoca que se libere quimicamente más dopamina de la que se liberaría normalmente. De ahí proviene su efecto eufórico o placentero.

Una teoría de la comunidad médica para explicar el proceso que a veces lleva a una adicción, es que la sobreestimulaciónde los receptores de dopamina ocasiona una sobrecarga sensorial. Esto provoca que se cierren parcialmente una cantidad de receptores para protegerse. De esta forma la sinapsis recibe menos dopamina.

Si el cerebro se acostumbra a esta sobreestimulación, se adapta para modificar los limites de los niveles que considera “normal.” La liberación masiva de dopamina a raíz del THC entonces se traduce en señales químicas que provocan un estado de humor “normal,” y la dopamina naturalmente liberada sin THC pasa a ser insuficiente. En esta etapa, la marihuana ya no produce el estado de euforia, placer extremo o bienestar que producía originalmente, sino que se vuelve necesaria para alcanzar los niveles básicos de humor, y sin ella el usuario experimenta un decaimiento anormal del estado de ánimo. Las actividades normales de la vida diaria que quizás alguna vez resultaron placenteras o interesantes pasan a resultar aburridas si no se consume marihuana.

Cuanto mayor es la frecuencia del consumo, más se modifica el cerebro para protegerse de la sobreestimulación y establecer la nueva “normalidad” en niveles de neurotransmisores.

Se reportan comunmente casos en el consumo de marihuana donde esta sobreestimulación provoca episodios de ataques de pánico o brotes psicóticos, que pueden o no ser resultado de condiciones ya latentes, genéticas o ambientales.

Qué es una adicción

Una adicción es toda aquella actividad que provoca en el usuario un deseo de dejarla, habiendo entendido que resulta en un perjucio para si mismo o para otros.

El cerebro límbico o “primitivo,” es el encargado de la importante tarea biológica de evadir el dolor y buscar el placer. En las adicciones, el cerebro primitivo entra en conflicto con la mente racional. Esto puede presentarse como una adicción a la comida, al alcohol o en actividades sexuales perjudiciales para el adicto, entre otras tantas posibles adicciones existentes.

Gráfico de un cerebro mostrando sus partes: corteza, sistema límbico y tallo cerebral.

El sistema límbico esta a cargo de buscar el placer y evitar el dolor, mientras que la corteza esta a cargo del razonamiento.

En el caso de la adicción a la marihuana, la falta de dopamina que se produce al no consumir después del acostumbramiento del cerebro al THC, hace que el cerebro límbico mande una señal de alerta indicando a la persona busque una forma de liberar dopamina. Esto lo hace a través de la ansiedad o la depresión.

La forma en que se reestablece el balance neuroquímico en las personas adictas a la marihuana es similar a lo que sucede con otras adicciones; la persona deja la sustancia y tolera un tiempo los efectos negativos de la abstinencia. El cerebro vuelve a readaptarse para acostumbrarse a la nueva “normalidad” sin el THC y con el tiempo se estabiliza el humor y ya no se necesitan de la sustancia. Muchos encuentran útil distintos métodos para este periodo de abstintencia. Para algunos, el ejercicio físico es un reemplazo que no solo es benéfico para la salud sino que también llega a producir una sensación de euforia y placer. Otras alternativas incluyen un cambio de dieta y de hábitos; ciclos de sueño o actividades varias. Algunos encuentran necesario asistencia psicoterapeutica o una internación temporal para ayudar en el periodo la abstinencia.

En el sedronar, organismo del estado para ayuda al adicto, el 25% de los adictos que deciden tratarse lo hacen no por cocaína sino por marihuana, lo cual sugiere que existe un riesgo real de recaer en una adicción a la marihuana.

La marihuana como tratamiento para la depresión

Algunas personas consideran la marihuana como una alternativa para el tratamiento de la depresión. Una depresión puede ser severa o moderada. En el caso de una depresión moderada, hay quienes postulan que no necesariamente la melancolía es algo malo o una enfermedad, sino un momento necesario, útil y productivo para reflexionar o estar solo momentaneamente para resolver temas subyacentes. En el caso de una depresión severa debilitante, la marihuana puede producir un estado quimicamente inducido de bienestar, pero existen riesgos de caer en un ciclo adictivo que empeore la situación.

Mi experiencia con la depresión y la marihuana

Gráfico de una cara sonriente amarilla con hojas de marihuana en lugar de ojos

La marihuana produce una sensación de bienestar quimicamente inducida. En mi experiencia personal, esto llevo a la adicción y a una depresión aún mayor.

Como experiencia personal en la materia, yo recurrí a la marihuana como tratamiento auto-recetado contra una depresión crónica que experimento durante periodos variados desde que tengo memoria.

En un principio parecía una solución razonable, ya que me hacía sentir bien. Pero el día que no fumaba me sentía peor que antes, por lo cual llegue a necesitar consumir diariamente. Luego necesite consumir varias veces por día, ya que el efecto solo duraba unos 20 minutos. Llegue a un punto donde cuando no consumía, mis manos comenzaban a temblar inexplicablemente, y sentía una apatía generalizada hacia todo y una depresión más grave. Durante varios años continue el consumo, hasta que decidí que ya no quería ese tipo de vida y la deje. Al principio me resultó un periodo bastante desagradable, y hasta llegue a tener pensamientos de suicidio. Pero con el tiempo empece a sentirme mejor.

Lo que en mi caso más me ayudo fue la práctica de la meditación, el desarrollo de una relación con un Poder Superior (que algunos llaman “Dios,” y para otros es algo diferente,) y también andar en bicicleta y juntarme más con amigos que no fumen. También el desarrollo de ciertos gustos como el cine, y empezar a trabajar y a estudiar.

Si estás deprimido, te recomiendo consultar nuestros artículos Como vivir una vida equilibrada: 7 areas importantes de la vida, Estrategias para combatir la depresión y el bajón, y Que es la felicidad y que hacer con la depresión.

La marihuana y el cáncer

En ocasiones, la marihuana ha sido recetada por sus propiedades psicoactivas a pacientes terminales con problemas de ansiedad, o para mejorar el apetito a quienes estan atravesando un tratamiento de qumioterapia. Recientemente ha habido estudios que sugieren que un componente de la marihuana, el CBD, mata celulas cancerígenas. No se trata del componente psicoactivo de la planta, el THC, sino de otro componente sin efectos psicoactivos. Algunos investigadores son optimistas en el potencial del CBD para combatir el cáncer.

Ironicamente, fumar cualquier planta presenta un riesgo de cáncer. La variedad de marihuana que se consume habitualmente es rica en THC, el componente psicoactivo, pero posee pocas cantidades de CBD. Queda por determinar aún un tratamiento o aplicación efectivo contra el cáncer basandose en el posible potencial del CBD.

Los beneficios y los riesgos

La marihuana puede inducir quimica y temporalmente una sensación de bienestar. Existe un riesgo de adicción ya que es un narcótico que afecta directamente el llamado centro de recompensa del cerebro, liberando un neurotransmisor que produce placer. Hay quienes reportan la utilización esporádica sin mayores complicaciones, de una forma similar a la que quizás disfrutarían unas copas de más de vino. Hay quienes vivieron experiencias difíciles e incluso recayeron en adicciones que duraron años. Queda en cada uno el especular y calcular los riesgos sobre las posibles ventajas de este narcótico.

Conclusión

Estudios diversos sugieren diferentes conclusiones sobre la temática. Experiencias diversas cuentan de estados de humor elevados, y también de riesgos de adicción y depresión. La comunidad científica sigue investigando sober sus potenciales usos médicos, en una era donde los estudios son mucho más posibles que en otras épocas. Algo es seguro; la marihuana es una droga con efectos notables y poderosos, que debe ser considerada con respeto y precaución.

Escrito por

10 aportes sobre “¿Es inocua la marihuana?

  1. muy bueno
    solo con la frase del final, “La verdadera “careta” es la felicidad simulada.”, resumiste lo importante de la explicacion, mas alla de la adiccion y sus efectos secundarios.

  2. Muy buena info, aunque le falta bastantes descripciones mas de las secuelas para qué sea bastante más convincente y tampoco hay que descartar que la cocaína no es adictiva, inclusive aún peor y deja daños irrebersibles y no sólo eso lo mas grave es el sindrome de abstinencia y la adicción es una enfermedad psicologica latente… y no sigo por que si no, no termino más.

  3. eso es muy malo la marihuna

  4. hola muy bueno

  5. Me gusta….. la marihuana, lo siento, para los que la quieran dejarla, tienen que cortar con sus amistades consumidoras, ahunque sean de toda la vida, de otra manera ni lo intenten, suerte

    • Aqui tiene mucha razon, parte de la adiccion no esta en su mente, estara en las personas que le rodean y le influencia para su consumo, para el adicto que quiere dejarla lo recomendable es dejar alas amistades que la consumen y que sea de raiz para tener un paso adelante para dejarla en el pasado.

  6. muiii buen proyectoo

  7. Esta es la respuesta muy buen post ! otra cosa !puedes tener tu mente fuerte & que nada destrulla , lo que tienes en ella ! al contraria fluir mejor la felicidad como estes !

  8. EXELENTE INFORME , SOY ENFERMERO Y UNO DE MIS HIJOS CAYÓ EN ESTA DROGA , CONOZCO ESTAS CONSECUENCIAS POR MI PROFESION Y POR VER COMO MI HIJO CADA VEZ ESTÁ PEOR , PARA COLMO EN EL PAIS LAS LEYES NO NOS AYUDAN A TENER MAS INSTITUTOS PARA INTERNARLOS PARA SU RECUPERACION . MUY BUEN INFORME !!!

  9. Muy bueno el informe y permitanme criticar a una de las personas mas “MAL” influyentes en esto, La mal llamada Señora _Moria casan (con minuscula), puedo nombrar otro el Sr Marcelo tinelli tambien con minuscula, juntos son una bomba de corrupcion moral ; Cada uno es dueño de hacer de su vida lo que desea pero estos 2 impresentables usaron el arma mas letal que puede usarse contra de los jovenes y niños porque lamentablemente a ese programa de cuarta lo ven una amplia franja de edades – y lo primero que enseñan es que probar marihuana es lo mejor que te pueda pasar – Gracias a Dios creci en una familia humilde y jamas me hizo falta ningun tipo de drogas para encontrar la felicidad

Deja tu Aporte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Pin It on Pinterest