Semillas de Vida



{ Bienestar, Desarrollo Personal }

La adversidad como algo bueno

La adversidad puede ser en ocasiones algo difícil. Sin embargo, es esta dificultad la que nos hace más fuertes, la que desarrolla nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestro carácter y nuestra inteligencia. El ejercicio de la fuerza es lo que nos fortalece.

Wall-E - La adversidad como algo buenoTomemos por ejemplo una persona que no necesita caminar, no necesita moverse sino que le traen todo en bandeja. Esa persona tendría una estructura osea muy débil, sin mencionar una musculatura muy pobre. Un ejemplo de esto se ve en la película de Pixar “Wall-E” donde los seres humanos son sedentarios, con sobrepeso y se mueven a través de sillas automáticas. Son como bebés que ni siquiera pueden caminar por si mismos.

Situaciones similares se dan en diferentes aspectos y facetas de la experiencia humana. Todas lo que en principio requiere esfuerzo desarrolla nuestros músculos; ya sean físicos, mentales o espirituales/emocionales. Las personas con más experiencia, más golpeadas por la vida, si saben superar los golpes, son por lo general las que más fuerza y conocimiento tienen sobre como enfrentarla.

Creciendo con desafíos

A muchos niños se les da pequeñas “tareas” para hacer en la casa; lavar los platos, cortar el pasto. Quizás para el niño esto parezca algo tedioso, pero el propósito de estas tareas no es simplemente alivianar el trabajo del ama o amo de casa, sino enseñarle al chico a esforzarse para conseguir logros. A ejercitar el músculo de la voluntad. Por el contrario, un niño “malcriado,” que no realiza ningún tipo de esfuerzo, tendrá más dificultad para enfrentar los desafíos de la adultez el día que crezca. Es por eso que hay que cuidarse de la sobreprotección, y de dejarles todo servido, y brindarles oportunidades de que se esfuercen para desarrollar su fuerza y su potencial desde chicos.

La adversidad como escalónDesafio, resistencia, logro - La adversidad como algo bueno

“…cuando tengan que enfrentar problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada.” -Pablo de Tarso

La resistencia es la fuerza de la naturaleza que hace que los seres vivos se desarrollen, se superen a sí mismos y se hagan fuertes. Es lo que forja nuestro caracter y nos hace mejorar. Es un hecho sabido que en el idioma chino, el ideograma para la palabra “crisis” posee también la palabra “oportunidad.” La crisis, el momento difícil, la adversidad, es una oportunidad para crecer y desarrollarse. Hacer algo nuevo, cambiar.

Quizás a la parte de nuestro cerebro primitivo, que persigue el placer y escapa del dolor, le gusten las cosas fáciles, sin esfuerzo. A menudo tenemos la opción de elegir entre algo fácil y algo difícil, pero todo tiene su costo. Es como el famoso dicho “lo barato sale caro.” El premio a menudo esta detrás de ese desafío que tiene un costo.

Siempre que uno se enfrenta a un momento difícil, no hay que verlo como algo malo sino saber capitalizarlo y sacarle provecho para crecer. Tenemos dos opciones ante la adversidad; dejar que nos tire abajo, o usarla para subir.

Escrito por

3 aportes sobre “La adversidad como algo bueno

  1. excellente blog , me encanto

  2. Interesantes Temas, para reflexionar y aplicarlos en la vida cotidiana.

  3. Muy ilustrador y didácticos artículos que nos ayudan a vencer las adversidades cotidianas

Deja tu Aporte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Pin It on Pinterest