Semillas de Vida



{ Bienestar, Desarrollo Personal }

Como meditar

La meditación es una práctica sencilla con muchos beneficios para la salud mental y emocional. Si bien puede abarcar conceptos espirituales, estos no son imprescindibles para gozar de sus beneficios prácticos cientificamente comprobados. Su ejecución es sencilla y no requiere más que disposición y un momento de tranquilidad. Puede practicarse en cualquier lugar en el que se pueda estar comodamente sentado (aunque quienes tengan mayor experiencia pueden lograrlo incluso de pie, en un medio de transporte.)

Beneficios de la meditación o zazen

  • La postura corporal mejora. Se afianza la motricidad desde el centro de gravedad del cuerpo, a la altura de la pelvis.
  • Desaparecen tensiones innecesarias, especialmente las derivadas de expresión o autocontrol en la cintura escapular (hombros, escápulas) y cuello.
  • Mejora el riego cerebral y la compenetración entre las tres capas del cerebro (instintivo, emocional, y córtex) y la conexión entre hemisferios.
  • Se establece una respiración más lenta y profunda, integrando el abdomen en el movimiento del diafragma, consiguiendo una mayor y más equilibrada oxigenación de todo el metabolismo.
  • Se crea una coordinación entre la expresión corporal y el pensamiento.
  • Los pensamientos desordenados del inconsciente tienden a depurarse, como en una digestión mental.
  • Se producen niveles de descanso metabólico y mental más profundos que durante el sueño corriente.
  • Se flexibilizan partes del cuerpo como las caderas, ingles, lumbares, tobillos, rodillas (aunque se recomienda ser cauteloso con las rodillas al colocarse), y se permite la participación psicosomática de más partes del cuerpo en la configuración de sensaciones (integración emocional del cuerpo).
  • Mentalmente se tiende a dejar las actitudes de ansiedad. Se deja de ver las opiniones y descripciones como tajantes en presencia de un opuesto. Se produce una reintegración de la intuición y la herencia subconsciente, al tiempo que renovada apertura para hábitos o visiones nuevas.

(Fuente: Zazen – Wikipedia)

Como practicar meditación

  1. Encontrar un momento y un lugar donde podamos estar tranquilos durante unos 15 minutos.
  2. Sentarse ya sea en el piso sobre un almohadon, con piernas cruzadas, o en posición de loto o medio loto (una pierna sobre la lumbar opuesta.) También se puede sentar en una silla normalmente. Enderazar la columna y alcanzar una posición de balance relajando los hombros e inclinando la pelvis hacia adelante.
  3. Colocar las manos sobre la falda o sobre las piernas. Se pueden hacer descansar una sobre la otra, formando el “mudra de la sabiduría” (ver gráfico) o pueden hacerse descansar en la forma de cualquier otro mudra o simplemente reposando sobre las piernas.
  4. Con la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo (como mirando a 45°), con los ojos cerrados o entrecerrados.
  5. Respirar normalmente por la nariz.
  6. Mantener esa posición de una forma relajada, respirando normalmente y concentrandose unicamente en la respiración o en una frase o palabra “sagrada” de elección (puede ser “amor,” “paz,” “Padre/Madre,” “abrigo,” cualquier otra o ninguna en particular.)
  7. A medida que surjan pensamientos aleatorios o monologos internos, ocurrencias o preocupaciones, no luchar contra ellos ni engancharse tratando de resolverlos, sino dejarlos pasar como nubes por el cielo y seguir respirando normalmente.

Al realizar esta práctica diariamente durante al menos 10/15 minutos, una o dos veces al día, se va fortaleciendo la mente al igual que el cuerpo se fortalece al ir a un gimnasio. Es importante la constancia.

Muchos se preocupan de no estar “haciendolo bien”y lo cierto es que no hay forma de hacerlo mal. El núcleo de la práctica es simplemente estar sentado respirando. Si estás haciendo eso, ya lo estás haciendo bien. Con el correr de los días iras notando otros cambios a nivel conciencia, como una forma de pensar diferente, más amplia, y mayor concentración durante la práctica.

La relevancia espiritual de la meditación

Si bien la meditación puede tomarse como un simple ejercicio mental, hay quienes encuentran riqueza en su faceta espiritual. De esta forma también hay distintas variantes que aproximan a la idea de la meditación. En lo personal mi acercamiento ha sido a través de la denominada “oración centrante” o práctica contemplativa, proveniente de las tradiciones místicas cristianas. En este contexto, la práctica de la meditación o contemplación es vista como parte de la “vía unitiva;” una forma en la que nuestro espiritu comienza a entrar en contacto más directo con el de Dios, sin intermediarios, al punto de volverse uno con él. Los términos y formas de interpretación a nivel espiritual de cada uno son personales, pero es bueno saber que hay distintos caminos que pueden ayudarnos a desarrollarnos en este aspecto y obtener mayor armonía con nuestro interior y el mundo que nos rodea.

Ya sea que lo tomes como un simple ejercicio de depuración mental, como una vía de autoconocimiento o como una forma de entrar en comunión con un Poder Superior, la práctica diaria de la meditación solo puede ofrecerte beneficios. ¡Comienza hoy!

Escrito por

Deja tu Aporte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Pin It on Pinterest